El Feng Shui es una disciplina China que estudia el vínculo entre las personas y el ambiente físico, en relación al espacio y objetos, bajo la premisa de que todo está conectado y repercute en nuestro bienestar y armonía.

Son varios aspectos que tiene en cuenta; entre ellos los colores de los espacios y cómo impactan en nuestro estado de ánimo.

Te compartimos los colores que según el Feng Shui debés considerar si deseas generar un hogar armonioso, donde reine la energía positiva.

– El amarillo, el color del sol, es por excelencia el que permite atraer la alegría y la felicidad. Un lugar de la casa que podría aplicarse es la cocina, o el cuarto de los niños. Se puede combinar con otros colores más tenues para que no quede muy llamativo, por ejemplo el gris

– El rojo es un color que estimula el flujo de la energía universal, y a la vez una de las opciones más atrevidas y jugadas. Este color es ideal para personas energéticas y apasionadas, que desean incorporar vitalidad, fuerza y un toque de intensidad a su hogar. Se aconseja no abusar de este color por ser muy estimulante, sino dar pequeños toques, como una pared por ejemplo, combinado con otros objetos, que brinden el efecto deseado.

– El rosado es una opción más suave, que representa la ternura, inocencia y romanticismo. Se aconseja para salas en las que queramos estar relajados, como el dormitorio, generando un ambiente cálido y armonioso.

– El violeta se asocia a la templanza y espiritualidad. Es es el color del pensamiento, la meditación, y la reflexión. Puede ser una buena opción para pintar alguna de las paredes de las habitaciones juveniles, o la de un bebé si optamos por una versión más suave como el lila.

– El verde es el color de la esperanza y optimismo. Genera sensaciones de serenidad y armonía, así como estimula la creatividad y vitalidad, dependiendo del tono que se utilice. Está relacionado a la naturaleza, simbolizando la vida, fertilidad y buena salud. Si se dispone de una buena luz natural es aconsejable utilizarlo en la cocina, o en espacios como sala de estar o baño. Para el Feng Shui el uso de este color en los dormitorios de los niños estimula el crecimiento, y atrae la paz y alegría.

– El azul, también vinculado a la naturaleza, es el color del cielo y el agua. Este color tiende a crear visualmente espacios más grandes y frescos. Es ideal para el baño o un dormitorio, ya que favorece el descanso.

Por lo que si estàs pensando en mudarte o renovar tu hogar, es una buena oportunidad para asegurarte que la buena energía invada tus espacios.

Abrir chat
¡Hola! ¿Podemos ayudarte a encontrar lo que estás buscando?
Powered by