Llegó la “nueva realidad” y muchos empezaron a trabajar desde sus casas. En ese contexto, cuidar la postura es fundamental para evitar problemas articulares que luego puedan pasar factura.

Seas de ese grupo de “novatos” del home office, o ya vengas con experiencia previa, nunca está de más repasar algunos simples tips para incorporar en la vida cotidiana, que te ayuden a cuidar la postura y la espalda.

  1. Cambiá frecuentemente la posición. Estirá los músculos de vez en cuando para aliviar la tensión.
  2. Levantate de la silla a menudo y hacé caminatas breves alrededor de tu casa para estirarte.
  3. Asegurá tener una silla ergonómica, que contenga un respaldo con soporte lumbar, y ajustable a la forma de tu espalda. También que regule la altura para estar alineado el escritorio.
  4. Cuidá que el monitor esté a la altura correcta. Evitá colocar el monitor por encima o debajo del nivel de los ojos, o en una posición que te obligue a mantener el cuello girado.
  5. Mantené los pies apoyados sobre el piso (evitá cruzar las piernas). Utilizá un reposapiés si no llegás a tocar el suelo cómodamente.

 

¡Nos cuidamos entre todos!

Abrir chat
¡Hola! ¿Podemos ayudarte a encontrar lo que estás buscando?
Powered by